Ray Ban 5228 Colors

un artesano en la corte del rey magnánimo

That said, new contracts that are about to come on line offered a ray of hope. And investors who are patient enough and wise enough to make a small allocation can be rewarded for their risk: Shares are currently offering an 8.5% yield based on the full year distribution of $2.36 per share. That’s a hefty premium for those looking for yields over 4%!.

La muerte de Jacko seguir alimentando especulaciones de aqu a la eternidad. Que si el ataque card que si se tomaba 40 analg diarios, que si estaba en bancarrota o fue asesinado porque alguien quer su fortuna (las ” momento” apuntaban a que el cuerpo de MJ tendr tambi quemaduras de segundo y tercer grado). Mientras los kioscos y tiendas liquidan remeras con su imagen y no hay revista que no se ocupe del tema, el verano neoyorquino deparaba otros momentos m s gratos y en definitiva m s aut porque, a fin de cuentas, hablamos de un tipo que, adem s, hac a m sica (en esta frase cito sin permiso al amigo y colega Andr s Torr n, autor de una cr nica excelente y de lo mejor que he leido sobre MJ publicada en Brecha el viernes 3 de Julio)..

Quizá al panadero le resulte nuestro cometido una frivolidad, pero los que estamos dentro sabemos que es muy duro, que no estamos todo el rato de cachondeo y que se lleva muchas horas de nuestra vida. En situaciones de crisis el entretenimiento sufre más que otros sectores porque una película o una obra de teatro son menos necesarias que una barra de pan. Tras estudiar Filología Inglesa, comenzó a trabajar como actriz de teatro.

Los alenté a seguir; los animé a que le dieran una segunda oportunidad, como en su momento también hice yo siguiendo el sabio consejo de un amigo. Incluso les dije que, si así lo deseaban, podían saltearse algunos capítulos, porque la historia comenzaba a madurar promediando la primera temporada. Y les juré que, llegado un punto ese en el que la trama comienza a profundizar en la guerra entre nuestro mundo y “el otro” , agradecerían haber llegado hasta allí..

Sabemos que esas elecciones estaban decididas: entonces no nos sorprendió que hubiera tan pocas palabras, que no hubiera debates, que nadie dijera y, sobre todo, que nadie preguntara nada sobre lo que iba a hacer después la tan cantada encantada ganadora. Por eso, supongo, no debería sorprendernos que, en cuanto pasaron, su gobierno tomara una serie de medidas muy poco vendibles, que contradecían su marcha anterior: la veda de dólares, los límites a los aumentos salariales, las definiciones por fin programáticas sobre su proyecto de “un capitalismo serio”: “El capitalismo es que la gente consuma y ustedes los empresarios vendan cada vez más”. Y, sobre todo, la eliminación de los subsidios energéticos para todos que ellos mismos habían desarrollado con denuedo y que ahora repudian como si los hubiera lanzado el enemigo.

Deja un comentario